¿Por qué estamos solos? Aprovecha tu soledad

En la vida de los humanos premia la soledad. Desde el momento que nacemos y crecemos, sentimos como de alguna manera nos encaminamos a un destino solitario, sentimos como nos extirpan de nuestras familias y el camino y la vida se convierte únicamente en nuestra responsabilidad. Esto es un proceso tan doloroso como natural, algo necesario.

Cuando somos jóvenes tenemos miedo a estar solos, a no tener suficientes amigos con los que atrincherarnos en los momentos difíciles o a no tener gente con la que compartir nuestras experiencias.

¿Qué sentido tiene vivir si no se pueden compartir nuestras hazañas?

soledadfeliz

En muchas ocasiones nos pasamos la vida lamentándonos y buscando compañías, hasta el punto de meternos en hormigueros donde más que gente encontraremos bichos, buenos bichos tal vez, pero que no nos favorecerán en absoluto. Al final el miedo a la soledad hace que nos aferremos a un clavo ardiente y nos transformamos en aquello que quieren que seamos.

El crecimiento y el paso del tiempo hace que estas personas desaparezcan de nuestras vidas y volvemos a un punto 0. Y se repite el proceso, gira la ruleta y volvemos a aferrarnos a aquello que desde fuera se ve distorsionado, el instinto nos impulsa a buscar aquella mano amiga porque estar sólo es algo verdaderamente aterrador.

Apartamos la mirada y cerramos los ojos, no queremos vernos solos.

Parece que algo falla con nosotros mismos,

Parece que no estamos hechos para esta sociedad.

Parece que tenemos un problema y que olemos mal.

Pero ¿Que hay dentro de la soledad?

Precisamente todo un mundo que aceptar. La soledad es un reino inmenso y desequilibrado repleto de silencio útil, un silencio que da miedo porque saca a la luz todo aquello que queremos erradicar, todo aquello que no aceptamos, todo aquello que no queremos escuchar.

¿Y que hay dentro del silencio?

Pues si somos capaces de escuchar, aceptar y sanar aquello que no queremos ni vislumbrar nos encontraremos con algo oculto y maravilloso, que se trata precisamente de uno mismo. En un estado de desnudez e intimidad tan grande, donde reina el caos silencioso se distingue a la perfección el yo del molde de petroleo que nos cubre. Y al final, ante el abismo del vacío de la existencia surgirá la risa, y aquello que un día te dio miedo te dará pena y después se irá porque el peso que tenía sobre tu vida era la presión innecesaria que tú ejercías sobre él, el ansia que lo mantenía vivo innecesariamente.

La soledad, convertida en amiga querida, en compañera, nos dará las herramientas para curarnos a nosotros mismos, para convertir nuestras rocas en globos de helio que flotarán hacia el lugar de donde provenían, el vacío de nuestros miedos de plástico.

Es cierto que somos animales de manada que no sabemos vivir sin distracciones, sin alabanzas, sin compañías, es cierto que el yo que encontramos en la soledad es un ser dolido y triste, pero las distracciones y la felicidad plástica, el taparle la boca a nuestros miedos, el asfixiarlos con nuestra ansiedad sólo logrará convertirnos en algo cada vez más alejado de nosotros mismos y de nuestra verdad.

Por eso resulta complicado encontrar a gente a fin, a gente como nosotros, porque lo que se ve de fuera no es más que una imagen de nosotros mismos llena de caos y necesidad que atraerá a los bichos.

Quien ama su soledad es porque comprende que le hace falta, que le resultará necesaria para poder limpiarse y saber quién es de verdad. Quien ama y experimenta la soledad, con el paso del tiempo comprende que aquella etapa de vacío y frustración fue, tal vez, uno de los momentos más útiles y entrañables de su vida.

Por eso no hay que esconderse ni atrincherarse tras falsos ídolos, no hay que pretender imitar a aquel porque aquel lo ha conseguido todo, no hay que perseguir al arquetipo, porque no es más que la creación de alguien que persigue a alguien sin querer ser él.

La etapa de soledad trae consigo el silencio precioso, el único lugar del mundo donde puedes desnudarte y amarte tal y como eres, de donde resurgirás tan lúcido que vendrán a ti las mariposas y las golondrinas.

Y no necesitarás a un millón de amigos distorsionados, te será más que suficiente con dos compañeros para atravesar el duro camino de la vida.

Leer más: Los planos en el viaje astral. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Trascendencia y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿Por qué estamos solos? Aprovecha tu soledad

  1. ademononoke dijo:

    Precioso.
    Al profundizar dentro de la soledad de uno, se descubre un universo que te acompaňa y que te enseňa a ver que uno no está solo, que la naturaleza te acompaňa y te habla.
    Aúnque a pesar de saber esto, a veces me siento sola, porque somos como bien has dicho animales de manada y eso en una ciudad es difícil.
    Es agradable leer esto y dan ganas de seguir adentrándose más profundamente en la soledad, si seňor. Muy personal y muy universal.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: ¿Qué es la glándula pineal? | motor de arkivo

  3. Pingback: Lo que nos ancla a la materia. Lo que silencia la naturaleza. | motor de arkivo

  4. Alvaro dijo:

    La soledad también es vacío. Y del mismo modo nos aterra. No saber qué cosa hacer con mi vida, con mi tiempo, no ya tanto el tiempo futuro si no, ¿qué voy a hacer ésta tarde? La libertad da auténtico vértigo y por ello nos atamos a rutinas y a distracciones que ocupen los espacios.

    Sin embargo he de decir por experiencia propia, que como dices, adentrarse en ésta soledad y en éste vacío y permanecer en él, es descubrir que hay una fuente inagotable en nosotros mismos, y que de hecho, vale mil veces más que todo aquéllo que desesperadamente andamos buscando.

    Al fin y al cabo la soledad y el vacío es una cita ineludible que nos espera en algún lugar del camino. Creo que lo más honesto e inteligente es dejar de perder el tiempo postergando algo inevitable, y dejar de relacionarnos con el mundo y con la gente como un soldado que huye de los disparos en busca de trincheras.

    A éste camino particularmente lo llamo el camino del guerrero, ya que éste, enamorado de la libertad mantiene su temple tranquilo y sosegado, como el cazador que espera a que su presa se acerque lo suficiente como para darle caza y poder así, disfrutar de los maravillosos parajes del mundo.

    Le gusta a 1 persona

  5. BERKANALUZ dijo:

    ESTA ENTRADA ME ENCANTÓ, POR SU CERTEZA Y PROFUNDIDAD, CONCUERDO EN TODO, PUBLIQUÉ TAMBIÉN ALGO SOBRE EL SILENCIO, PERO MUY RESUMIDO, EN CAMBIO TÚ, HAS SABIDO EXPANDIRTE EN UNA RIQUEZA DE PAISAJES INTERIORES QUE ESTÁN DENTRO DE UNA REALIDAD NO CONTEMPLADA EN NUESTRO DIARIO VIVIR, EL DÍA QUE REALMENTE LE DEMOS CABIDA EN NUESTRAS VIDAS A ÉSTOS PAISAJES, LA NUEVA HUMANIDAD ESTARÁ NACIENDO…BASADA EN PAZ Y ARMONÍA…CONSECUENCIA DE VIVIR MÁS HACIA ADENTRO EN EL SILENCIO ESCUCHANDO EL ALMA, Y NO TANTO HACIA EL EXTERIOR DONDE REINA EL CAOS Y LA CONFUSIÓN…SALUDOS…

    Le gusta a 1 persona

  6. Norma Pérez dijo:

    Justo lo que necesitaba en el momento indicado.

    Le gusta a 1 persona

  7. Me alegro de que lo hayas encontrado. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s